fbpx

Selector idioma


En casas inHAUS contamos con 111 modelos de casas prefabricadas, que se pueden catalogar según diferentes tipologías de vivienda, composición, distribuciones… Gracias a esta rica variedad podemos dar solución a cualquier tipo de parcela, preferencia del cliente o cualquier otro condicionante que aparezca.

Dentro de esta riqueza, hoy os queremos hablar de una de las tipologías que más éxito tiene entre todos vosotros: la casa en L. Por sus características formales y la riqueza de espacios que genera, tanto exteriores como interiores, es una de las tipologías de casas más deseadas y no es de extrañar.

Un modelo para disfrutar del jardín.

El nombre lo recibe por la forma en planta que la caracteriza, semejante a una L. Queda configurada por dos volúmenes, de igual o diferente proporción, perpendiculares entre ellos y maclados por uno de sus extremos.

Una de las principales características que la hacen tan deseada, se produce a nivel de distribución interior. Todos los espacios nobles de la vivienda se disponen entorno al jardín, con vistas directas a él, generando además vistas cruzadas muy interesantes entre los distintos espacios de la vivienda.

Esta distribución es perfecta para que, mediante el estudio de soleamiento, ubiquemos la vivienda en la parcela de tal manera que la iluminación y la eficiencia energética sea máxima. Esto, junto a nuestro sistema constructivo por capas EMOHA, conseguimos niveles de consumo energético de casa pasiva, con calificación energética clase A.

De esta manera la vivienda permite grandes ventanales al jardín donde se diluyen los límites interior-exterior del espacio, con la creación de grandes porches que funcionan como intermedio de relación entre ambos espacios, además de un elemento de control del soleamiento.

Otra de las virtudes de esta tipología se produce a nivel exterior, ya que permite diferenciar dos niveles de privacidad en el jardín. Generalmente, uno de los brazos se dispone paralelo a la calle de acceso, generando une espacio de jardín de bienvenida, con carácter más público, vinculado a la calle. Muy distinto al espacio interior que queda configurado por el abrazo de los dos volúmenes en L, más privado, donde se instala el jardín personal y la piscina y donde vuelcan todos los espacios interiores de la vivienda.

A continuación os mostraremos algunos de los modelos de casas prefabricadas inHAUS de diseño en L, donde podréis ver ejemplos de estos rasgos generales que hacen de esta tipología una de las más deseadas.

El modelo Saona

Casa prefabricada de lujo en gran formato de inhaus

Una de las viviendas prefabricadas más grandes de catálogo en planta baja, con 246 m2. En este caso la vivienda en L queda configurada por una pieza mucho más larga que su compañera, con lineas largas y puras que le dotan de gran esbeltez. Esto convierte a Saona en un modelo perfecto para parcelas alargadas, con mucho fondo o mucha fachada a la calle.

Se accede a través de un espacio de recepción entre la zona de día de servicio -aseo, cocina, comedor, lavandería- a la izquierda y la zona de estar y estudio a la derecha. El acceso se produce de forma paralela al eje principal de la vivienda.Esto permite que desde el primer momento que entras en la casa cuentes con unas vistas privilegiadas del jardín y la piscina.

En la zona de día se diseñan toda una concadenación de espacios que se relacionan visualmente pero mantienen su independencia como son salón-comedor-sala polivalente-cocina-porche que vuelca directamente al porche principal. Ocupando una posición más secundaria, se dispone la zona de lavandería y aseo de cortesía.

A través de la zona de estar se accede a la zona de noche, diseñada de manera que todas las habitaciones y vestidores tienen luz directa y vistas al jardín. Las tres habitaciones son en suit, es decir, incluyen baño y vestidor privado.

La volumetría en forma de L de esta casa modular hace posible que todos los grandes espacios nobles de la vivienda-estar, cocina, comedor y los 3 dormitorios y sus respectivos vestidores- vuelquen de forma directa con la zona exterior de jardín y piscina, creando una riqueza espacial espectacular.

Planta baja modelo Saona de casas prefabricadas inHAUS

El modelo Motril 

Casa prefabricada de hormigón modelo Motril

La volumetría en forma de L de esta casa modular permite una distribución perfecta que consigue diferenciar de forma muy clara los espacios de día y los espacios de noche. De esta manera cada ambiente funciona y resulta cómodo en los distintos momentos del día. Además  permite que casi todas las estancias de la casa vuelquen a la zona de jardín y piscina.

La gran diferencia con el modelo anterior reside en su tamaño y la configuración de los brazos. La vivienda modular Motril con todos sus espacios, incluidos los porches, cuenta con una superficie construida total de 178 m2. Sus brazos quedan definidos por dos volúmenes similares más cortos y más anchos, girados 90º. Este diseño hace que el modelo Motril sea perfecto para parcelas cuadradas de tamaño  medio, con una clara dirección hacia la que situar sus vistas.

Como en otras ocasiones, el acceso se sitúa la zona de conexión entre ambos brazos. Se trata de una zona dinámica, que distribuye la circulación hacia espacios de día y espacios de noche nada más entrar a la vivienda, desde un espacio independiente que no invade otras zonas de uso más estáticos como el salón o la cocina.

En la zona de día nos encontramos con un gran espacio diáfano de salón – comedor – cocina – que vuelcan a una zona de porche. Este gesto amplía las fronteras visuales y haciendo partícipe a toda la casa del diseño del jardín exterior. En esta misma zona de la casa, ocupando una posición mucho más secundaria, se encuentra una zona de lavandería y una habitación de invitados o sala polivalente, vinculada directamente al acceso, permitiendo así una mayor independencia de los espacios nobles de la vivienda.

En la zona de noche, situada a la derecha según entras desde el acceso de la vivienda, tres amplios dormitorios. Dos de ellos comparten un amplio baño con ducha en sistema walk·in y el otro tiene formato “suite”, con un gran baño, vestidor y zona de porche privada que mira y se apropia de la belleza de la zona ajardinada exterior.

 

vivienda-modular-minimalista-diseño-inhaus_planta-baja_motril

Modelo Formentera

La casa prefabricada Formentera cuenta con 207.30 m2 y como sus compañeras, la distribución se divide en dos grandes zonas, la de día y la de noche, correspondiendo cada una de ellas con uno de los brazos de la “L”

La principal diferencia que caracteriza a este modelo es el movimiento que se produce en el encuentro entre los dos volúmenes perpendiculares. En ella el brazo que alberga las zonas de día se retranquea tanto en planta como en altura respecto al segundo brazo que contiene los usos de noche. Se genera una vivienda con una imagen dinámica, donde además el cerramiento de la zona de día que vuelca al jardín, se ensancha en la zona de estar, generando un porche donde se diferencian varias espacios, ganando en riqueza espacial tanto interior como exterior de la vivienda.

Como en otras ocasiones el acceso se lleva a cabo por la zona de encuentro entre ambos volúmenes, aunque en este caso con una diferencia. El volumen también se retranquea en esta zona, generando un espacio exterior de bienvenida.

En la zona de día un gran espacio abierto de salón -comedor-cocina. porche que vuelca directamente al espacio exterior de la casa y, ocupando una posición más secundaria, zona de lavandería, aseo de cortesía y gran vestidor de entrada. En la zona de noche, tres amplios dormitorios. Dos de ellos comparten baño y el otro en “suite” con baño y vestidor.

casa-prefabricada-de-hormigon-modelo-formentor-de-inhaus-planta

Todos estos son solo algunos de los ejemplos de modelos que esta tipología permite. Cada uno con sus rasgos concretos, en general evidencian características y virtudes comunes. La distribución del volumen de la casa es muy funcional, ya que permite distribuir los espacios exteriores e interiores de la vivienda de una forma muy eficaz, cómoda y sencilla; consigue una relación de vistas del jardín desde todos los espacios de la vivienda inmejorables y, además, genera una imagen exterior de la vivienda muy estética, donde la proporción de las dos piezas encontradas en el extremo es crucial para crear una vivienda con una imagen atractiva y equilibrada.