111 diseños, más de 20 nuevos


Casas prefabricadas y reducción de residuos
Un trabajador de Casas inHAUS remata las juntas de un pavimento.

inHAUS y las casas prefabricadas: residuos 0

Vamos explicar de manera sencilla cómo en inHAUS reducimos un problema con nuestras casas prefabricadas: residuos generados en la construcción. La fabricación de viviendas industrializadas, en nuestro caso, implica una enorme disminución de estos ‘desperdicios de obra’. Una parte importante de la sostenibilidad de nuestras casas modulares comienza en el máximo aprovechamiento de los recursos. Un eje de nuestro compromiso medioambiental. Así presentamos el primero de 11 puntos de calidad técnica inHAUS.

Un dato para empezar. El 56 % de las emisiones de CO2 (dióxido de carbono) proceden de los edificios. Así lo advierte la European Environment Agency, con sede en Copenhague (Dinamarca). En concreto, esta contaminación es causada por la construcción, transporte de materiales, uso y residuos, añade la Agencia Europea del Medio Ambiente.

Primer ejemplo, muy ilustrativo. Se calcula que el 54 % de los residuos generados por la construcción tradicional de un edificio (y subrayamos lo de “construcción tradicional”) son cerámicos: trozos de ladrillos, alicatados. Cerca del 30 % de estos materiales acaba siendo desaprovechados y tirados, en la obra tradicional. Esto no pasa en la construcción industrializada de Casas inHAUS. Al ser un proceso controlado en una fábrica, no se generan estos residuos. Y, de este modo, los materiales se aprovechan al máximo, en las diferentes casas que son construidas a la vez en nuestra nave.

 

Casas prefabricadas inHAUS Baleares Mallorca Ibiza
La limpieza de una implantación de inHAUS en Baleares.

Y con este primer ejemplo vemos la primera ventaja. Doble ganancia: reducción de residuos y ahorro de ese 30 % materiales. Además, se podría hablar de la eliminación del polvo de ladrillo en suspensión que se evita y la erradicación de esta molestia para los vecinos. Pero de esto ya hablaremos en un próximo post más específico sobre sostenibilidad y reducción de emisiones.

Casas prefabricadas: residuos objetivo 0 en inHAUS

El propio sistema de construcción industrial ya implica por sí mismo una disminución de residuos. Las líneas de producción (imaginen, por ejemplo, una fábrica de coches) suponen un máximo control de los materiales desde el principio. Como en la automoción, los pedidos son exactos. En el caso de inHAUS, de hormigón, de acero… Otro ejemplo en comparación con la obra tradicional: tras verter hormigón en un forjado, el que no se haya usado se desperdicia. Así, es habitual que si una construcción tradicional necesita 7 metros cúbicos de hormigón, encargue 10 (por si acaso) y los tres restantes no se reaprovechen. En Casas inHAUS no hay ‘por si acasos’. Todo va, siempre, medido con exactitud.

Algo similar a los ladrillos y azulejos, los alicatados y pavimentados ocurre con el acero. En la obra clásica, la antigua, se hacen cortes en las ferrallas (los armados interiores del hormigón). Y estos recortes se convierten en residuos.

InHAUS reduce los desperdicios en las viviendas prefabricadas
Ferrallas y forjados en una obra tradicional. / Foto: Pixabay

Estas ferrallas, las estructuras de hierro que forman el esqueleto de una obra de hormigón armado, no existen en Casas inHAUS. Nuestras viviendas modulares gozan de estructuras prefabricadas de acero y hormigón con mediciones exactas.

Lo mismo pasa con las carpinterías: ventanas, puertas… En Casas inHAUS son exactas desde que se dibuja el plano. Pero en la obra tradicional tiene que ir un carpintero, medir el hueco de ladrillos y hacerla, cortando y desechando. Por el contrario, en nuestro sistema de casas prefabricadas premium, se usa una cantidad exacta de vidrio, aluminio, PVC, madera… 

Casas prefabricadas: residuos 0 en inHAUS

Ocurre exactamente igual con los cableados y las tuberías. En la construcción industrializada de inHAUS existen un exhaustivo control de los materiales empleados en instalaciones interiores.

Construcción de casas y optimización de materiales

Esta eliminación de los residuos procede de la optimización de los materiales en una nave. Al fabricar varias casas unifamiliares, villas o chalets distintos a la vez, no hay sobrantes que se convierten en residuos. Esto ocurre con los impermeabilizantes, con los sellantes e incluso con las pinturas. No se desecha ni una gota. El cubo pasa de una casa a otra. No acaba siendo tirada entre una obra y otra (por ejemplo, a decenas de kilómetros) o echada a perder.

¿Cómo se aprovecha más la pintura? ¿En la cadena de montaje de una fábrica de automoción o pintando un solo coche a mano? En Casas inHAUS pasa lo mismo. La optimización de todos los recursos evita la generación de residuos.

Con los materiales impermeabilizantes, si en una obra tradicional sobran 2 m2, acaban siendo tirados. En la nave de inHAUS se aprovechan, in situ, en otra casa que se construye a apenas unos metros de distancia.

En conclusión, la reducción al máximo de los residuos generados en la construcción de Casas inHAUS supone ir mucho más allá del rigor normativo. Es decir, cumplimos de sobra las reglamentaciones de tipo estatal, autonómico y las municipales. Nuestras viviendas modulares premium sobrepasan las exigencias de reducción de la generación de residuos, que muchas veces no pueden cumplir las obras tradicionales.

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp
Share on pinterest

El equipo inHAUS

Comunicación

© 2020 Casas inHAUS S.L. – Todos los derechos reservados | Aviso legal | Política de cookies | Política de privacidad