111 modelos, 20 nuevos

Selector idioma


A partir de Agosto, la población vivirá hasta final de año a crédito de los recursos naturales, pues agotará en menos de 8 meses lo que la Tierra puede producir en este año sin comprometer la renovación. Es un cálculo de la ONG Footprint Network: “Para el resto del año, nuestro consumo será un déficit ecológico creciente que utilizará las reservas de recursos naturales y aumentará la acumulación de CO2 en la atmósfera. Este día fatídico del próximo mes, se llama el “día del rebasamiento”. Cada vez ocurre antes, es decir, la humanidad agota su “presupuesto ecológico” más rápidamente.

En 1993, ese día fue el 21 de octubre, en 2003, el 22 de septiembre, y el año pasado, el 19 de agosto. “Hoy, el 86% de la población mundial vive en países que exigen más a la naturaleza de lo que sus propios ecosistemas pueden renovar. La humanidad se encuentra “en situación de deuda ecológica” desde los años 70, según la ONG WWF.

Se necesitaría un planeta y medio para producir los recursos renovables necesarios para sostener el ritmo de consumo actual.

Contaminación asociada a una chimenea en Francia

Aunque los datos sean pavorosos, todavía hay tiempo de adoptar medidas audaces y construir un futuro próspero con la utilización sostenible de los recursos. “¡Pero hay que actuar ya!”

Los líderes del G7, en su encuentro en Baviera, Alemania, sostuvieron que, “es necesaria una reducción drástica en las emisiones de gases de efecto invernadero, junto a una descarbonización de la economía global a lo largo de este siglo”.

 

Las siete potencias industriales (EEUU, Alemania, Francia, Reino Unido, Japón, Canadá e Italia) han acordado que el mundo debería eliminar gradualmente las emisiones de combustibles fósiles este siglo, en un movimiento proclamado como una decisión histórica en la lucha contra el cambio climático, siendo esta la primera vez que han apoyado un objetivo tan preciso a largo plazo (a partir de los niveles de gases de efecto invernadero de 2010 a un 70% en 2050).

¡Sí se puede¡ Producir la electricidad con paneles solares en casa cuesta ya menos que pagar a la compañía convencional. Es la realidad que Electricitat L’Alforí ha constatado.

Promover el interés de los pequeños ahorradores en instalaciones fotovoltaicas de techo, que denominamos “huertos solares urbanos” es necesario. En nuestra opinión, apoyar esta energía es la forma más eficaz que tenemos los ciudadanos de luchar contra el cambio climático. Y también una buena inversión: estos huertos solares aportan ya además una rentabilidad superior al 10%, aún a pesar de los ataques “injustificados” que han recibido las renovables, promovidos “por los lobbies” de las empresas energéticas tradicionales. El futuro pasa por aquí.

El concepto de huerto solar es muy interesante. Ahora bien, no nos gusta el modelo de las grandes instalaciones solares por ser un desperdicio en el que las subvenciones han ido a grandes instalaciones en manos de gran capital, y de fondos de inversión extranjeros, en lugar de al mayor número de ciudadanos posible.

Placa solar

El consumidor puede usar bombillas de leds, evitar el transporte privado, reciclar en casa… No obstante, todas estas acciones no suponen un gran descenso en las emisiones de dióxido de carbono (CO2).

La única manera eficaz de luchar contra el calentamiento global es conseguir que nuestro sistema energético sea limpio. Y dentro de las renovables la energía más viable para los ciudadanos es la energía fotovoltaica.

La magnífica relación entre producción energética, coste y ahorro energético de unas placas solares en el techo de nuestras casas, nos permite amortizar nuestra inversión en unos años, sin perjudicar el medio ambiente.

Con la instalación de un conjunto de paneles solares se puede abastecer parcial o totalmente las necesidades energéticas de un hogar. A la hora de invertir en energía solar siempre conviene empezar por la intención de cubrir los requerimientos del hogar. Al menos tendrás energía gratis para tu consumo personal durante más de 30 años. La vida media útil de un sistema de paneles solares se sitúa entre los 30 y 40 años.

Entonces si quieres poner manos a la obra lo primero que hay que hacer es fijarse en la factura de electricidad y averiguar cuanto gastas usualmente en términos de kw/h por día. Es ideal tener las facturas de un año para poder medir la variación del consumo de acuerdo a las distintas estaciones.

Como los paneles solares necesitan recibir directamente la luz del sol para poder generar energía, debes disponer de algún lugar que esté libre de sombras, es decir que tenga sol directo todo el tiempo o al menos desde las 10 a las 4 h. Entre estas seis horas el sol esta al máximo de su potencial.

Exterior casa modular, inHaus-oferta

 

Debemos tener en cuenta que los paneles y su instalación requieren una inversión económica inicial.

Algunos países tienen incentivos para su compra como la deducción de impuestos, pero aun así uno tiene que pensar que la instalación de paneles solares es una inversión adecuada a largo plazo. Desde Casas inHaus se aboga por este tipo de energía.

 

“La visión de un futuro de energía 100% renovable está empezando a tomar forma mientras se define la desaparición del carbón” Martin Kaiser, director de política climática internacional, Greenpeace.

Y tú, ¿qué puedes hacer por el medio ambiente?

Electricitat L’Alforí.

El equipo inHAUS

Comunicación

Premios Casas inHAUS

© 2021 Casas inHAUS SL – Todos los derechos reservados | Aviso legal | Política de cookies | Política de privacidad