111 diseños, más de 20 nuevos

Selector idioma


LA ARQUITECTURA
SE REINVENTA

CASA 3.0

CONSTRUCCIÓN CON TECNOLOGÍA INDUSTRIAL AVANZADA
Construir viviendas en serie, como si se tratara de barcos o automóviles, es una tendencia en la arquitectura que busca un encuentro entre ese mundo industrial avanzado y el diseño.
En la actualidad, el desarrollo de “nuevos materiales” y “técnicas constructivas” han propiciado el auge de la construcción modular industrializada con tecnología de avanzada.
Este tipo de construcción supone una respuesta a la demanda cada día más exigente acerca de precios, plazos de ejecución y entrega, seguridad, ahorro energético y
bajo impacto ambiental en el proceso de construcción y sostenibilidad. Además estos sistemas facilitan la edificación con elementos de volumen fabricados mediante un proceso industrial, lo que hace que la construcción sea mucho más rápida, de mayor calidad, segura y con menor impacto medioambiental.
El objetivo es pensar y desarrollar nuevos y avanzados edificios con materiales y sistemas constructivos basados en la utilización del hormigón, como es en el caso de Casas inHAUS, para un nuevo modelo de edificación coherente energéticamente hablando.
Los proyectos se basan en los principios de economía y racionalidad, resolviendo la durabilidad del edificio, fácil mantenimiento y funcionalidad del mismo. Por tanto las construcciones son menos agresivas para el medio ambiente; esto, unido a la manufactura del edificio dentro de una fábrica donde la gestión de residuos se realiza
de forma controlada y con impacto ambiental cero, hace que estos edificios sean mucho más sostenibles.
El sistema constructivo, basado en una edificación de estructura de hormigón en módulos completamente acabados de fácil montaje y desmontaje, convierte a estos edificios en reciclables y reutilizables en un alto porcentaje del todo o de sus partes: estructura de hormigón, cerramientos metálicos, tabiquerías de cartón-yeso, carpintería exterior de aluminio o PVC, cristales…
Fabricación en vez de construcción
Al igual que los entretenimientos infantiles con juegos de piezas que se arman como mecanos y legos, en la construcción de viviendas se están utilizando de manera creciente componentes fabricados en plantas de producción, que se ensamblan en un ambiente controlado de una fábrica. Algunos defienden que esta es una solución que acelera dramáticamente el proceso de construcción, reduciendo a la vez costes e impacto ambiental.

 

Viviendas para ensamblar
El concepto de vivienda modular se suele asociar con bungalows o caravanas, sobre todo en los países donde este tipo de construcciones se encuentran más extendidas. Sin embargo, desde las casas esféricas geodésicas a las actuales propuestas de modernas viviendas modulares de autor donde el diseño y la calidad forma parte del proceso ha habido grandes avances. Para muestra, el caso de Casas inHAUS donde realizamos numerosos proyectos que se han fabricado en nuestras instalaciones normalmente situada a kilómetros del lugar donde finalmente se convertirá en un hogar.

Ventajas de casas modulares
La rapidez de montaje, tanto en el caso de viviendas modulares, se acorta el tiempo de ejecución de la obra llegando a ser en un plazo máximo de 5 meses. Tras su transporte al sitio de la construcción o emplazamiento definitivo, una vivienda totalmente modular puede ser montada en menos de una mañana y cerrada y ocupada en cuestión de días. Reducción de los residuos de la construcción, al llegar los componentes prefabricados a obra, se reduciría la cantidad de residuos generados en el terreno donde se realiza la construcción (embalajes, rotura de piezas…).
Existen productos de última generación que han comenzado a utilizarse en la industria de la construcción como producto final que permiten el ahorro de energía. Por ejemplo, gracias al sistema constructivo de INHAUS se consigue una mejora en el ahorro térmico de las viviendas que se nota mes a mes en la factura de la luz. Los materiales que se utilizan son de la misma calidad que en la obra o incluso de calidad superior, puesto que los componentes y proceso de producción están sujetos a un mayor control en la planta productora (condiciones ambientales, controles de calidad….). Además, los materiales están menos expuestos a inclemencias meteorológicas, ya que el montaje se realiza en un breve período de tiempo y por tanto no están expuestos a condiciones climáticas adversas durante meses. También poseen una mayor fortaleza para resistir durante el transporte y montaje debido a que han sido calculados para su transporte y montaje mediante una grúa de gran tonelaje. En definitiva, unas condiciones mucho más adversas a las que se enfrentarán en su lugar definitivo.
Mucha gente, entre ellos algunos arquitectos, se preguntan cómo afecta la construcción industrializada a la arquitectura.
Cuando pensamos en la industrialización, en el desarrollo de la máquina y la técnica, nos vienen a la cabeza las fábricas, cadenas de montaje y ensamblaje de piezas para producir flamantes coches o enormes aviones diseñados con precisión y eficacia. No solemos imaginarnos una fábrica de casas, sin embargo, la construcción industrializada es el presente y el futuro de la construcción de viviendas.

El equipo inHAUS

Comunicación

© 2020 Casas inHAUS S.L. – Todos los derechos reservados | Aviso legal | Política de cookies | Política de privacidad