fbpx

Selector idioma


Después de constatar el interés suscitado por el artículo sobre viviendas modulares, vamos a continuar con el tema pero centrándonos en las empresas y experiencias que hay en España.

En el artículo anterior comentábamos que en España los ejemplos de viviendas modulares innovadoras eran más bien escasos. No obstante hemos encontrado algunas propuestas que se nos habían pasado por alto y que han suscitado nuestro interés.

Además hemos visitado las webs de algunas empresas que nos hicieron comentarios en el otro artículo y vamos también a comentar alguna de ellas.

Noem es un sistema constructivo que busca las mínimas emisiones de CO2 apostando decididamente por la madera local y reduciendo al mínimo las emisiones derivadas del consumo de energía. A partir de estos preceptos crean el sistema modular NoemGO, con un diseño muy atratactivo y eficaz, puesto que permite multiples combinaciones a partir de dos piezas: Space y Hub. El video de montaje de una de sus vivendas es realmente instructivo.

El uso de madera, de aislamientos naturales (lana de oveja), de energía solar, y el hecho de no necesitar losa (funciona con unos tornillos anclados al terreno) los hicieron ganadores de los premios I Concurso IberoAmericano Passivhaus 2011 y EIT Awards de 2012. Creemos que éste es uno de los caminos que tiene que seguir la arquitectura futura. Conseguir la flexibilidad de una casa modular y transportable, una precisa funcionalidad, un diseño atractivo y sobre todo, el esfuerzo por dejar la mínima huella en el medio ambiente no es tarea fácil y Noem sin duda auna todas estas virtudes.

Añadimos Casas inHaus, desde donde prometen viviendas a precio cerrado en toda España y plazos de 4 meses para la realización de todo el proceso.

Casa modular inHaus

Hay todo un camino por recorrer con respecto a la arquitectura modular. Desde La Urbana creemos que va a ser (o debiera de ser) el sistema más habitual para la construcción de obra nueva, especialmente de vivienda unifamiliar.

La construcción tradicional de nueva planta claramente pierde frente a los sistemas modulares baratos, sostenibles, con unos estándares de calidad muy altos, con un proceso de ejecución tan controlado como el de cualquier producto manufacturado (como un coche) y con unos plazos de ejecución muchísimo más reducidos.

Sólo topografías muy accidentadas, formas de parcela muy irregulares o el deseo de exclusividad por parte del cliente parece que justifican la arquitectura de viviendas unifamiliares tradicional.

Leer artículo completo