111 diseños, más de 20 nuevos

Selector idioma


¡¡¡LARGA VIDA A
LA CULTURA
DEL PREFAB!!!

Abrimos esta sección fija con una intención radical, defender la siguente tesis: la arquitectura industrializada y su estética, han condicionado de manera sustancial el carácter de la arquitectura contemporánea de manera irreversible. Vamos a repasar los casos más célebres, las “vacas sagradas” de la vivienda prefabricada que se han convertido, por derecho propio, en una influencia fundamental para los arquitectos en la actualidad.
La Casa Eames

TAMBIÉN CONOCIDA COMO CASE STUDY HOUSE N º 8, LA CASA EAMES ERA UNA RESIDENCIA MODERNA, ESPACIALMENTE INNOVADORA QUE SE CONVIRTIÓ EN EL HOGAR DE LOS PROPIOS CREATIVOS. CHARLES Y RAY EAMES COMENZARON A DISEÑAR LA CASA EN 1945 PARA EL MÍTICO PROGRAMA CASE STUDY HOUSE PUBLICADO EN LA REVISTA DE ARTES Y ARQUITECTURA DE LOS ÁNGELES, Y QUE CONSTRUÍA ESTAS CASAS DE ESTUDIO DE CASOS QUE TENÍAN QUE CENTRARSE EN EL USO DE NUEVOS MATERIALES Y TECNOLOGÍAS DESARROLLADAS DURANTE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL. LA INTENCIÓN ERA QUE LA CASA PUDIERA ESTAR CONSTRUIDA CON MATERIALES PREFABRICADOS QUE NO INTERRUMPIERAN EL SITIO, FUERAN FÁCILES DE CONSTRUIR, Y PRESENTARAN UN ESTILO MODERNO.
Concepto
La casa tiene una doble forma, actúa como contenedor y contenido. Es un contenedor del espacio en el cual habitan y trabajan dos personas y a la vez es contenido, pues representa las ideas hechas forma de estas dos personas que son además de habitantes, sus diseñadores. “Nos interesa la casa como un instrumento fundamental para vivir en nuestro tiempo, la casa como una solución a la necesidad humana de cobijo que sea contemporánea desde el punto de vista estructural, la casa que, sobre todo, se aproveche de las mejores técnicas de ingeniería de nuestra civilización altamente industrializada… Mientras otras actitudes presentan diversas posibilidades, este enfoque parece que es el que puede defenderse sin prejuicios como la solución moderna, lúcida y realista a las necesidades de vivienda. La historia de la casa es demasiado obvia como para replanteársela. Sin embargo, lo que tratamos de decir es que ahora se dan todas las circunstancias y condiciones necesarias para poder combatir el problema de la vivienda en serie a escala integral y global con posibilidades de éxito más que buenas” (Charles Eames).
La Eames House nace cuando los Eames se trasladan a un suburbio de Los Angeles, donde construirán su propia casa, en la que vivirán hasta su muerte. Durante estos años desarrollan y construyen el “objeto” que han imaginado y que utilizan. Por lo tanto van adaptando la vivienda a las necesidades que van surgiendo.
Si bien esta vivienda fue concebida para ser prototípica, es, en realidad, el reflejo extremadamente personal de la coexistencia ininterrumpida del trabajo y del ocio que caracterizó el excepcional estilo de vida de estos dos destacados diseñadores
estadounidenses.
Espacios
El resultado de la cooperación del matrimonio Eames consiste en dos edificios contiguos de doble altura, uno utilizado como ámbito residencial, y el
otro como estudio-taller.
Ambos volúmenes estandarizados y auto construibles responden a una clara intención de simplificación de la definición de casa.
Lo que se crea es una piel, no un habitáculo. Incluso las habituales dependencias que contiene cualquier casa convencional aquí también están presentes, pero con una clara vocación de autonomía, de independencia y con un concepto de adaptación a los cambios en el tiempo: adaptabilidad.
Para los Eames el crear una cocina tiene el mismo valor que crear una silla, los dos son un objeto y pueden ser “itinerantes”
A diferencia de los edificios de Frank Lloyd Wright, donde su mobiliario sólo puede estar en ese sitio, aquí desprende la imagen de mutabilidad. Las habitaciones están en una entreplanta que se abre a biblioteca. El taller está en la planta baja independiente del volumen dedicado a la vivienda, pero al mismo tiempo interrelacionado a través de la terraza. En esta planta se han ubicado la sala de estar, la cocina, el taller y el almacén. En la parte alta los dormitorios y baño. Esta planta se comunica con el resto de la casa por escaleras y balcones que permite la doble
altura de los salones.
La estructura de la casa Eames fue instalada en tan solo 90 horas, en ella se utilizó acero y estructuras compuestas, así como un pequeño muro de contención de hormigón.
Eames calculó que quitando su estudio, el coste por pie cuadrado de la casa era de 1 dolar en lugar de los 12 habituales de la construcción en madera tradicional.
El edificio de carácter rectilíneo y con énfasis en lo estructural, cobra vitalidad por medio de las texturas, los colores y los materiales orquestados por Ray Eames.
Demostrando las posibilidades que ofrecía la tecnología industrial tanto en la fabricación de los materiales como en la adopción de los métodos constructivos, la vivienda fue enteramente montada con elementos prefabricados que, incluyendo el acero, el cristal, el asbesto y los paneles Cemesto, seguían un sistema modular, un ejercicio de estilo de 10.

El equipo inHAUS

Comunicación

© 2020 Casas inHAUS S.L. – Todos los derechos reservados | Aviso legal | Política de cookies | Política de privacidad