fbpx

Hemos actualizado los precios en 2021

Selector idioma


Con los estudios de arquitectura prácticamente paralizados, sus profesionales trabajando “en lo que salga” y la construcción de KO técnico, las firmas agudizan su genio. Una de ellas ha encontrado una salida ofreciendo al consumidor algo que hasta ahora era impensable. Casas de diseño totalmente personalizables, con acabados de calidad y precios cerrados desde 70.000 euros.

La crisis se ha llevado por delante casi todo. No hay sector que haya escapado a las embestidas de este lustro de recesión y ni aquellos que hace años figuraban entre los profesionales mejor remunerados y con mayor proyección, como los arquitectos, han logrado salvar los tratos y mantener a flote sus estudios. Todo lo contrario, la incertidumbre de los consumidores, el miedo a la especulación y el recelo hacia un sector – el de la construcción- que se ha hecho rico durante la época de bonanza sin pensar en las consecuencias que tendrían sus ciclópeas, sobrevaloradas, y, a veces, innecesarias promociones ha condenado a muchos profesionales de la arquitectura a que, hoy por hoy, no consigan atraer a clientes. Ante un panorama tan desolador, siempre hay quien ve una oportunidad para invertir el ciclo y apostar por cambiar el mercado con un producto innovador que acabe con todos los medios del consumidor. Éste es el caso de los profesionales valencianos que forman parte de la firma “inHaus”.

Formada por un grupo de arquitectos, interioristas y profesionales del sector, apuestan por ofrecer casas de diseño a precios asequibles –desde 70.000 euros-, con presupuestos y plazos de entrega totalmente cerrados y financiación garantizada.

A diferencia de otros, los valencianos no se limitan a diseñar los inmuebles ni a asesorar a sus clientes. Ellos ofrecen directamente sus diseños a un precio cerrado. Sin más, el cliente no se preocupa por la construcción del inmueble, por la consecución del inmueble, por la consecución de las licencias oportunas ni por el control de las obras o por los sobrecostes o desviaciones presupuestarias que, hasta ahora, acompañaban a todo un proyecto constructivo. De hecho, el cliente que acude a “inHaus” no lo hace sin saber qué le va a costar su casa o con un presupuesto “ilimitado”.

Dispone desde el primer momento de un catálogo de más de un centenar de modelos de viviendas de precio, dimensiones y diseños diferentes de entre las que elegir. Se trata de alternativas ya prediseñadas y cada una de ellas permite la elección de distintos niveles de acabados y precio en el que ya se incluye todos los gastos relacionados con el proyecto, como honorarios y gestiones administrativas.

“Éste es el espíritu de `inHaus´ – coinciden en afirmar los hermanos Navarro, el corazón de este proyecto empresarial que cuenta con más de 10 años de experiencia-, trasladar a nuestro sector características de otros, como el automovilístico, para hacerlo más competitivo y, sobre todo, eliminar incertidumbres de cara a nuestros clientes puesto que en todo momento saben de qué presupuesto disponen y cuánto van a invertir, sin sorpresas finales ni problemas para lograr la financiación que necesitan. Cuando vas a comprar un coche sabes al final lo que te va a costar porque todo está claro y detallado desde el principio. Ese es nuestro trabajo y compromiso con nuestros clientes”

Al igual que sucede con otros sectores, la arquitectura se enfrenta a un momento de cambio y, para estos valencianos, “o lo hace ofreciendo diseño, modernidad, seguridad y facilidad a los clientes o acabará por desaparecer”. Por eso, la puesta en marcha de este proyecto, se ha basado en ofrecer al consumidor todo lo que necesita en un mismo lugar creando una marca en la que confiar. La firma valenciana se ocupa de todo. Es arquitectura y diseño, interiorismo y decoración pero también construcción, prefabricación, control de calidad y gestor administrativo. Combinar todos los servicios en uno les permite ofrecer un producto totalmente cerrado y seguro hasta el punto de que el cliente ya no necesita contratar a ningún constructor.

Desde “inHaus” insisten en que hoy en día existen posibilidades de lograr “una casa totalmente personalizada sin gastar una fortuna” y lamentan que, hasta ahora, se asociara el trabajo de los estudios de arquitectura a “proyectos inasumibles”. “Cualquier persona puede con solvencia –matizan los hermanos Navarro- tiene la posibilidad de conseguir una casa de diseño con prácticamente la misma inversión que necesitaría para comprar una vivienda tradicional. Nosotros ponemos a su alcance absolutamente todo lo que necesita con un precio cerrado desde el principio. Hasta incluso le facilitamos la gestión bancaria para que desde la primera reunión sepa la posible cuota hipotecaria a la que finalmente tendría que hacer frente si se materializara la obra” “Diferentes entidades bancarias –insisten- confían en nuestro producto de calidad y facilitan la financiación que necesitan nuestros clientes”.

De entre los modelos que ofrecen los valencianos, existen tres grandes tipologías, de viviendas. Las de construcción tradicional, en las que se ocupan del proyecto desde su cimentación en la parcela seleccionada hasta los acabados, las industrializadas o modulares diseñadas a partir de enormes estructuras prefabricadas de hormigón que se ensamblan y revisten en la parcela elegida y las que “inHaus” ha calificado como `Premium´. Aunque su gama de productos es variada, y está dirigida a un consumidor medio, los valencianos también han querido hacer un hueco en su oferta para un mercado más exigente con propuestas menos asequibles con precios de hasta 1,7 millos de euros.

En los tres casos, el secreto para lograr rebajar los costes, con un precio medio de 1.100 euros el metro cuadrado –prácticamente idéntico al de la vivienda protegida o la vivienda libre tradicional en la Comunitat Valenciana- cabe buscarlo en la reducción de los márgenes de beneficios tanto de la división de arquitectura, que ahora plantea honorarios de entre 4.000 y 6.000 euros frente a los  10.000 o 14.000 que hubiera solicitado hace apenas unos años, y, sobre todo, en la construcción seriada de los proyectos que, al estar prediseñados y no plantear nuevos retos o cambios significativos en la construcción, le permite aplicar procesos de producción en masa, mecanizar y abaratar procesos y acceder a grandes lotes de materiales a precios más competitivos sin rebajar las calidades finales.

En todos sus proyectos, la firma valenciana incluye además del control durante la obra, una garantía con revisiones periódicas una vez haya sido ya entregado el inmueble. Los hermanos Navarro insisten en que ésta es “la manera de demostrar a nuestros clientes que construimos casas de máxima calidad, y que nos preocupamos por ellos y por ellas a lo largo del tiempo. Nuestro departamento posventa velará por el correcto mantenimiento de todos los elementos que conforman el habitáculo.

Autoconfigurable. Una casa a medida a través de internet

Unos de los principios que marca la identidad de esta firma valenciana es la transparencia y la adaptabilidad del producto a las necesidades y posibilidades de cada cliente. Para ello, la página web de “inHaus” dispone de un configurador de viviendas similar al que existe en otros sectores como el de la automoción o la informática que permite adecuar cada modelo de vivienda a diferentes niveles de acabado y precio. En cada caso, el sistema informático desglosa el precio definitivo de la compra e incluso permite calcular las cuotas hipotecarias finales en función del nivel de ahorro disponible del cliente y las condiciones de mercado.

Descargar PDF del artículo

 

El equipo inHAUS

Comunicación

© 2020 Casas inHAUS S.L. – Todos los derechos reservados | Aviso legal | Política de cookies | Política de privacidad